Lo que hace daño al periodismo

El periodismo es una tarea que siempre ha estado limitada: primero por los partidos políticos y después por el capital. Negar esto es tan absurdo como no admitir que la prensa libre sólo es posible en un régimen que procure, siquiera en apariencia, la competencia empresarial.

“El problema es cuando el oficio acaba vampirizado por tipos infames. Tipos empeñados en no distinguir entre la información y la opinión. Los mismos que se encaraman a sus púlpitos y pisotean aquello que Beuve-Méry, fundador de Le Monde, le dijo a Manu Leguineche: “La objetividad es imposible, pero hay una cosa sagrada: jugar limpio con el lector”.

“Martí Gómez, por cierto, ha afinado aún más esta reflexión: “La objetividad no existe, pero la subjetividad no se debe confundir nunca con la falsedad” (El oficio más hermoso del mundo, Clave Intelectual, 2016).

Sólo estos párrafos valen la nota, pero es muy valiosa en su integralidad esta pieza de Raúl Conde, publicada en el diario español El Mundo. Recomendada no sólo para estudiantes, sino también para colegas. #Periodismo. Leela aquí.

Hugo Pardo Kuklinsky: “El que se dedica a la política hoy tiene que aprender a construir poder desde lo digital”

El doctor en comunicación -argentino radicado en España-, Hugo Pardo Kuklinski, habló en el programa “Ciudad Invisible” de Radio UNNE, 99.7. Comentó acerca de conceptos claves en la era de la comunicación digital como la posverdad, la cultura digital y la utilización de las redes.

“En la`era de las redes sociales´ una posverdad se puede amplificar muy rápido. Se sabe que entre racionalidad y emociones en los seres humanos siempre predomina la emoción, y hacia allí van dirigidas esas mentiras estratégicas, en virtud a esto hacen su juego y se llegan a consolidar ideas o verdades irreales” señala Kuklinsky en esta nota de la que participé..

Leer más en: http://bit.ly/2qWrnAU

Escuchá la nota completa:

La posverdad marca el fin de una época

La sociedad del conocimiento culminó en ese logro inmenso que es la informática, pero inesperadamente las redes sociales se han convertido en un colosal vehículo instantáneo de falsedades y fabulaciones que refuerzan los elementos más conservadores y dogmáticos de lo que Gramsci llamaba el “sentido común vulgar”, siempre ávido de certezas.

Como solían decir los gauchos, anticipándose a Orwell: difundir una mentira es como echar agua sobre piso de tierra: nunca se la puede recoger toda.

Nota completa en:

http://www.lanacion.com.ar/1988503-la-posverdad-marca-el-fin-de-una-epoca

Nos equivocamos en todo

LA POSVERDAD siempre ha existido pero ahora tiene una palabra. La posverdad se da cuando un decir “se siente verdad” pero no hay dato, hecho, argumento que lo compruebe. “La posverdad  puede ser una mentira asumida como verdad o incluso una mentira asumida como mentira, pero reforzada como creencia o como hecho compartido en una sociedad” explica Rubén Amón en El País.

http://www.revistaanfibia.com/ensayo/nos-equivocamos-en-todo/

¿Qué es la “posverdad”?

 

“Todo lo que necesitas ahora es in iPhone”. “Y si no estás de acuerdo conmigo, me atacas a mí, no a mis ideas”. Nota altamente recomendable.

Una palabra para definir “el mundo al revés” de la política. En eso se ha convertido la “posverdad”. Fue la palabra del año, según el prestigioso diccionario de Oxford. Y ha sido utilizada para tratar de explicar el instinto y la sensación anti-establishment que catapultó a Donald Trump a la presidencia de EE.UU. e hizo ganar al Brexit -la opción para salirse de la Unión Europea- en Reino Unido.

 

Por qué tantos comparan el triunfo de Donald Trump con el Brexit. Oxford la define como el fenómeno que se produce cuando “los hechos objetivos tienen menos influencia en definir la opinión pública que los que apelan a la emoción y a las creencias personales”. Pero, ¿qué significa esta nueva definición del mundo para los académicos y científicos que se ganan la vida tratando de establecer hechos objetivos?

 

 

 

Nota completa en:

http://bbc.in/2jh4kMy

Lecciones para el periodismo tras las elecciones en Estados Unidos

La victoria de Donald Trump en las elecciones de 2016 en Estados Unidos sorprendió a observadores y analistas de todo el mundo. Como varios medios señalaron, se trató de una campaña peleada y amarga, y el resultado fue inesperado debido a las pocas encuestas que lo predijeron.

Los periodistas que cubren la política estadounidense se enfrentan desde ahora a la tarea de explicar lo que se ha descrito como la mayor perturbación política de la historia moderna de los Estados Unidos. Para ello, puede que los medios de comunicación tengan que hacer una seria introspección.

A continuación compartimos cuatro lecciones para periodistas sobre el asombroso ascenso de Trump.

http://bit.ly/2fWFIHQ