Valdés gana y mira la historia

 

Con una afluencia de alrededor del 64% de los votantes habilitados y escrutado el 99,84% de los votos, el frente ECO+Vamos Corrientes se impuso ayer en las elecciones correntinas sobre el Frente de Todos, con una diferencia más que abultada de alrededor del 24%. Fue un holgado 58,80% a 34,45% en todo el territorio, aunque menor en relación con la abrumadora elección que consiguió el gobernador Gustavo Valdés hace 15 días, cuando logró su reelección con el 76,91% de los sufragios y una diferencia superior a los 53 puntos porcentuales.

El Gobierno de Corrientes se adjudicó la victoria alrededor de las 21, minutos antes de conocerse los resultados oficiales y antes de que Valdés viajara a Capital Federal para la foto del triunfo nacional de Juntos, en el marco de un breve y sencillo acto celebratorio en el que el propio Gobernador dijo que ganaron la elección con el acompañamiento de alrededor del 60% de los votos. Acto seguido sostuvo que “vamos a poner el alma y el corazón para defender a los correntinos”, al tiempo que pidió mayor compromiso y trabajo militante “para ampliar esta diferencia y tener dos senadores nacionales” en noviembre.

¿A qué se debe ese pedido del Gobernador? En principio, a que lo sucedido ayer debe confirmarse en en las elecciones generales del mes de noviembre, pero sobre todo a la historia.

Valdés quiere ganar la próxima elección, hacer el 3 a 0 en relación a los tres turnos electorales de Corrientes, torcer la regla que indica que las elecciones provinciales son radicales y las nacionales son peronistas. Pero además, y sobre todo, quiere conseguir los dos senadores nacionales, que es la presea más importante para el ituzaingueño.

El asunto es así. El gobernador de Corrientes pretende conseguir lo que no pasó nunca antes en la historia institucional de la provincia y, por lo tanto, nunca antes en la Unión Cívica Radical: que los dos senadores por la mayoría sean de ese partido, el suyo.

Desde el retorno de la democracia y hasta el proceso institucional que recomenzó en Corrientes en el año 2001, tras la última intervención federal, los senadores nacionales fueron siempre de distintos partidos, más allá de la supremacía aliancista, que desde 1983 hasta 1994 fue siempre favorable al Pacto Autonomista Liberal.

En 1994 opera la reforma de la Constitución Nacional y desde entonces las provincias aumentan su número de senadores: de dos se pasa a tres y se impone el sistema vigente en la actualidad: 6 años de mandato para los tres senadores que van al Congreso representando al estado provincial, siguiendo esta lógica: dos por la mayoría, es decir, quien gana la elección, y uno por la primera minoría o para la fuerza que hubiera salido segunda en la compulsa.

El Pacto se quedó con la totalidad de los cargos desde el año 1983 en adelante, con postulantes como Gabriel Feris, Ricardo Leconte, Juan R. Aguirre Lanari y José Antonio Romero Feris.

Ya para la década del 90 y con la reforma constitucional estrenada, el Pacto empezó a ceder lugares, aunque los partidos provinciales dieron pelea por algunos años más con las reelecciones de José Antonio Romero Feris e Isabel Viudez, por ejemplo, que primero entró por el autonomismo y después fue representante del Partido Nuevo. De hecho, Viudez fue la reemplazante de Raúl Rolando “Tato” Romero Feris, quien fue electo en 2003, pero no pudo asumir porque su pliego no pasó el tamiz de la comisión de Asuntos Constitucionales, a cargo por aquellos años de Cristina Fernández de Kirchner.

Lázaro Chiappe fue otro de los referentes provinciales en el Senado, representando al Partido Liberal. Después empezaron a aparecer referentes del Partido Justicialista, como los senadores Angel Pardo y Rubén Pruyas.

En el año 2003, además de Romero Feris, fueron electos Fabián Ríos y Anahí Sánchez, uno del PJ y la otra de la UCR.

El antecedente que el gobernador Valdés tiene más próximo en la historia que está mirando es del año 2009. Entonces la elección la ganó el Frente de Todos, sello electoral de la alianza oficialista comandada por el radicalismo que se quedó con Arturo, tras la pelea de los primos Arturo y Ricardo Colombi. En ese momento fueron electos Josefina Meabe de Mathó (del Partido Liberal), José María Roldán (de la UCR) y Eugenio Nito Artaza, radical de cuna, pero que ingresó al Congreso por la alianza Encuentro por Corrientes, para luego dar el salto hacía la creación de su propio partido y, finalmente, años después, aliarse al frente opositor en Corrientes, ligado al movimiento peronista.

En 2015, pese a la supremacía radical en la provincia de Corrientes, Carlos Mauricio “Camau” Espínola y Ana Claudia Almirón, ambos del PJ, se quedaron con las senadurías nacionales de la mayoría y Pedro Braillard Poccard (del Partido Popular, pero contado como senador PRO), con la banca de la minoría.

Es por eso que de ratificar el triunfo de ayer en las elecciones del 14 de noviembre, el radicalismo, por primera vez en su historia, tendría dos senadores nacionales por Corrientes en el mismo período, y Valdés -en su indiscutido rol de gran elector- colgaría una nueva cucarda en su vitrina de éxitos políticos. Éxitos, a priori, difíciles de igualar y superar y que sustentarían con mayor fuerza el esquema de proyección nacional sobre el que vienen trabajando en el radicalismo de cara a las elecciones de 2023, más allá del lugar que ocupe el gobernador en el armado electoral opositor.

La historia, como queda visto, es central en este presente y en el futuro inmediato de la alianza oficialista correntina. De eso habla Valdés y hacia allá se encamina. Que logre este último objetivo dependerá en gran parte del trabajo de la alianza ECO+Vamos Corrientes en las elecciones de noviembre.

La oposición, que ayer festejó una gran remontada después de la abrumadora derrota del 29 de agosto, tiene en sus manos, en todo caso, tomar nota de lo sucedido hasta aquí, hacer todo lo que haya que hacer y hacerlo bien, sin fallas. Aun así quizás no le alcance, pero no será el mismo punto de partida para las revanchas del año 2023. Las cartas, de uno y otro lado, ya tienen dos manos jugadas. Queda una y muy valiosa, antes de que termine el juego de este año.

Paso 2021: Una por una, cómo es el panorama electoral en las provincias

Publicado en La Nación / En colaboración con todos los corresponsables

El oficialismo y la oposición caminan ya en la recta final rumbo a las PASO del 12 de septiembre, en las que quedarán definidas las listas y las proyecciones políticas en cada provincia.

Al margen de las definiciones que se juegan en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires-, el mapa del resto del país presenta realidades y apuestas diversas.

El oficialismo atraviesa una dura interna en Santa Fe y conserva ventajas en Tucumán, La Pampa, Catamarca y otros distritos históricamente favorables, como Santiago del Estero, La Rioja y Santa Cruz. La oposición, en tanto, pisa fuerte en Mendoza y Corrientes –donde recientemente el gobernador Gustavo Valdés logró su reelección- y mantiene fuertes expectativas en Entre Ríos y Jujuy, entre otros.

Santa Fe: se recalienta la campaña en el último tramo

El último tramo de la campaña electoral en Santa Fe comenzó a calentarse en los principales frentes políticos, sobre todo en las disputas internas en el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Durante los últimas dos semanas, el gobernador Omar Perotti se puso la campaña al hombro, con la estrategia de apartarse lo más posible del gobierno nacional y de la figura de Cristina Kirchner. Incluso, quedaron a un costado de la campaña los propios candidatos, como Marcelo Lewandowsky y María de los Ángeles Sacnun, senadora cercana a la vicepresidenta. Perotti acaparó el centro de la escena.

Esa necesidad de ahondar en una provincialización de la campaña fue obligada, según describieron en el entorno de Perotti, tras la caída de la imagen de Alberto Fernández tras el llamado Olivosgate. El escenario de la PASO dentro del Frente de Todos aparece parejo en la contienda con el exministro de Defensa Agustín Rossi. Desde el entorno del exjefe de bancada kirchnerista señalan que perciben que la elección podría definirse en la última semana de campaña en los dos principales centros urbanos, como son Rosario y Santa Fe.

Omar Perotti y Agustín Rossi, las cabezas visibles de la interna del justicialismo en la provincia de Santa Fe
Omar Perotti y Agustín Rossi, las cabezas visibles de la interna del justicialismo en la provincia de Santa Fe

A la par del plano electoral, en el gobierno de Santa Fe preocupan algunos indicios en torno a la seguridad, como el ataque a tiros el jueves a la noche al gremio de Empleados de Comercio, conducido por Luis Batistelli, padre de Luciano, uno de los secretarios privados del gobernador.

En Juntos por el Cambio comenzaron los cruces fuertes a nivel interno entre los cuatro competidores. Federico Angelini, quien encabeza una nómina al Senado junto con Amalia Granata, logró el respaldo de los principales dirigentes nacionales de ese sector. El martes Angelini encabezó un acto con Mauricio Macri y demostró en público que tiene apoyo de la cúpula de la coalición opositora.

Carolina Losada, la exconductora de TV, fue la que más rudeza le puso la campaña al lanzar duras críticas al sector de Angelini. Por su parte, el radical José Corral cargó contra esos dos sectores al señalar que varios miembros de las listas tienen domicilio en Buenos Aires. El cuarto en disputa es el exministro de Seguridad de Santa Fe Maximiliano Pullaro, quien se mostró durante la campaña cerca de Martín Lousteau. La otra pelea, también pareja, es en la coalición del Frente Amplio entre el exsenador Rubén Giustinani y Clara García, la viuda del exgobernador Miguel Lifschitz.

Córdoba: a la espera de una mayor temperatura política

A una semana de las PASO, la campaña en Córdoba no termina de tomar temperatura. La única interna es la de Juntos por el Cambio, que cuenta con cuatro listas, de las que la puja se concentra entre las encabezadas por Mario Negri y Luis Juez para el tramo de Senadores. El Frente de Todos renueva una banca de senador –Carlos Caserio asumió por el peronismo cordobés- y se quedaría sin nada. La incógnita es si pasará a manos de Hacemos por Córdoba o las tres serán para Juntos por el Cambio.

Hasta el momento, las encuestas dan una diferencia de unos cuatro puntos entre Negri, secundado por Gustavo Santos para Diputados y con el apoyo de Macri, y Juez –Rodrigo de Loredo lidera la lista para la Cámara baja-, con el respaldo de Patricia Bullrich y Martín Lousteau.

La próxima semana hay expectativas de que desembarquen tanto Macri como Alberto Fernández para dar el impulso final a sus postulantes. En el caso del peronismo cordobés, el gobernador Juan Schiaretti tomó más protagonismo en la campaña y pidió el voto para “ellas”, tal el eslogan que presenta a las cabezas de las boletas, Alejandra Vigo y Natalia de la Sota.

En este distrito, que le dio a Juntos por el Cambio las victorias más amplias en las presidenciales y a Hacemos por Córdoba el triunfo para la gobernación, al kirchnerismo le cuesta instalarse. Los sondeos marcan apenas entre 15 y 17 puntos en esta instancia para la boleta que lleva a Caserio y a Martín Gill.

Lo que podría darse el próximo domingo -y que el peronismo cordobés usaría a su favor- es que la dupla Vigo-De la Sota sea la más votada a nivel individual. Claramente es un cálculo “amañado” pero sería argumento para la próxima campaña; los números las dejan a una semana de las urnas en torno al 25%. La suma de todas las listas de Juntos por el Cambio pone a la alianza cerca del 48%. Lo que sí ha logrado el Gobernador es que su espacio político sea percibido como “diferente” al del Presidente.

Mendoza: se palpita una marcada polarización

La pelea en la provincia de Mendoza se centrará entre Cambia Mendoza, que lidera ampliamente los sondeos con 15 puntos de ventaja, y el Frente de Todos, que empieza a mostrarse autocrítico y promete “recuperar la felicidad”. No se descartan sorpresas con una tercera fuerza: Vamos Mendocinos o el Partido Federal.

El oficialismo mendocino es el único frente con internas, ya que se presentó una lista de empresarios y profesionales, que buscan un lugar para las generales, sabiendo que enfrente tienen pesos pesados. Así, con la lista para el Senado, Cambia Mendoza juega sus fichas con el exgobernador y titular de la UCR nacional, Alfredo Cornejo. Lo secunda Mariana Juri, ministra de Turismo y Cultura de Mendoza, y en tercer lugar, como suplente y de manera testimonial o simbólica, se ubica el gobernador Rodolfo Suarez.

Alfredo Cornejo encabeza los sondeos para las PASO en Mendoza
Alfredo Cornejo encabeza los sondeos para las PASO en MendozaVictoria Gesualdi / AFV

Diferentes encuestas le otorgan al oficialismo mendocino una amplia ventaja. El radicalismo busca resaltar en la campaña las figuras de Cornejo, Suarez y Julio Cobos, quien encabezará la lista para la Cámara de Diputados, seguido por la senadora nacional Pamela Verasay.

En el PJ se apuesta a la unidad entre el kirchnerismo, que comanda el partido, y dirigentes históricos. En la lista para el Senado, la protagonista es Anabel Fernández Sagasti, fiel soldado de Cristina Kirchner.

Tucumán: la interna es el principal rival de Manzur

Un clima de tensión política se vive en Tucumán por la pelea interna entre el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, quienes se medirán en las primarias con listas propias. Inscriptos como precandidatos testimoniales -Manzur a senador suplente y Jaldo, a diputado-, ambos están enfrascados en la lucha por la sucesión, que será en 2023, cuando el gobernador no podrá competir por un tercer mandato.

Manzur tiene ventaja en las encuestas y recibió un respaldo del gobierno nacional. Los ministros nacionales Eduardo “Wado” De Pedro y Martín Guzmán lo acompañaron en un acto en el Hipódromo local y de manera remota lo hicieron Sergio Massa y Máximo Kirchner. Jaldo intentó un acercamiento con el cristinismo y se reunió en Buenos Aires con el senador nacional Oscar Parrilli.

El gobernador Juan Manzur es candidato suplente y se puso al frente de la campaña en Tucumán
El gobernador Juan Manzur es candidato suplente y se puso al frente de la campaña en TucumánTwitter

Tres listas, en tanto, competirán en Juntos por el Cambio. Por un lado, Juntos para Construir lleva al intendente peronista de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro (primer precandidato a senador) y al presidente provincial de Pro, Ramiro Beti (para diputado), con el respaldo de Patricia Bullrich y de Horacio Rodríguez Larreta.

La lista Cambiemos Juntos es encabezada por el diputado nacional José Cano y la senadora Silvia Elías de Pérez, con el apoyo de Mauricio Macri. Otra nómina lleva a los intendentes radicales de Concepción, Roberto Sánchez, y de Yerba Buena, Mariano Campero, respaldados por Alfonso Prat-Gay.

Entre Ríos: primarias que anticipan la lucha por 2023

El Frente de Todos y Juntos por el Cambio se encaminan a unas primarias con final abierto pero que serán, en realidad, el primer banco de pruebas para la disputa por la sucesión del gobernador Gustavo Bordet (PJ) en 2023, el principal objetivo en la mira de la dirigencia política entrerriana.

En este turno la provincia elige cinco diputados nacionales y en estas primarias sólo habrá internas entre tres listas en el opositor Juntos por Entre Ríos. La favorita parece ser la encabezada por Rogelio Frigerio, exministro del Interior de Macri, que enfrentará a las nóminas encabezadas por los radicales Pedro Galimberti, intendente de Chajarí, y Carlos González.

El Frente de Todos llega con una lista encabezada por Enrique Cresto, titular del Ente Nacional de Obras Hídricas y saneamiento.

Para algunos, el casi seguro duelo en noviembre entre Cresto y Frigerio anticipará la elección de 2023. Sin embargo, la vicegobernadora Laura Stratta sería la favorita de Bordet para luchar por su sucesión.

Corrientes: la influencia de un líder con proyección

Corrientes votará el domingo próximo en un contexto particular, tras la aplastante victoria del gobernador Gustavo Valdés, quien obtuvo su reelección el 29 de agosto con más del 76% de los votos. El mandatario se convirtió en el gran elector correntino y en una figura de proyección, con influencia en otros distritos, en los que el radicalismo va con expectativas de reconstitución y triunfo.

Valdés postula al exintendente de Paso de los Libres Eduardo Vischi como precandidato a senador en primer término; y al actual legislador provincial Manuel Aguirre como precandidato a diputado. No obstante, en el Frente Eco+Vamos Corrientes habrá interna con otros candidatos de los partidos Liberal y Autonomista.

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, confía en repetir un triunfo radical en su provincia
El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, confía en repetir un triunfo radical en su provinciaUCR

Lo mismo ocurrirá en el Frente de Todos. Habrá interna entre dos listas, pero el favorito es el senador Carlos Mauricio “Camau” Espínola, que va como precandidato a senador. Lo acompaña el diputado Jorge Romero, que busca su reelección.

Catamarca: el gobernador Jalil se puso al frente de la campaña

Los ciudadanos catamarqueños tendrán un variado menú electoral para renovar tres bancas en el Senado y otras tres en la Cámara de Diputados de la Nación.

El gobernador peronista Raúl Jalil se puso al frente de la campaña, para lograr que su antecesora Lucia Corpacci llegue al Senado por el Frente de Todos. Pugnarán por bancas en la Cámara de Diputados los candidatos Silvana Ginochio, Dante López Rodríguez y Fernanda Ávila.

La exgobernadora Lucía Corpacci, en campaña, intenta llegar al Senado por Catamarca, con el respaldo del gobernador Raúl Jalil
La exgobernadora Lucía Corpacci, en campaña, intenta llegar al Senado por Catamarca, con el respaldo del gobernador Raúl JalilGentileza Mario Quiroga

La competencia estará entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, que tendrá internas entre las listas de Vamos Catamarca (Daniel Ríos y Claudia Moreno) y Cambia Catamarca (Flavio Fama y Silvina Acevedo), en la puja por el Senado.

Competirán, además, por ingresar en la Cámara baja los candidatos Patricia Breppe, Orlando Savio y Vilma Chayle (Vamos Catamarca) y Francisco Monti, Yanel Balmaceda y Juan Pablo Sánchez (Cambia Catamarca), Otras listas de izquierda pugnarpan para superar el filtro de las PASO.

Salta: internas en todos los frentes

Luego de las elecciones provinciales del 15 de agosto, ahora es el turno de las PASO nacionales, en las que las principales fuerzas políticas dirimirán sus candidatos a diputados nacionales en internas.

Dentro del Frente de Todos, una lista está presidida por el exministro de Economía provincial, Emiliano Estrada, mientras que otra incluirá a Jorge Guaymás, Kitty Blanco y Jorge Villazón. El Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad (FIT-U) contará con dos ofertas de candidatos. Y Juntos por el Cambio, conformado por Pro, la UCR y Ahora Patria, llega también con más de una lista, una de las cuales encabeza Inés Liendo, de Pro salteño.

Tras peleas y divisiones internas, el peronismo cercano a la Casa Rosada se propone recuperar terreno luego de las últimas elecciones. Para Juntos por el Cambio, la estrategia se basa en no perder votos ante un horizonte con varios nombres. En tanto, para la izquierda, el desafío gira en consolidarse como alternativa en la provincia.

Santa Cruz: una división que podría ser una trampa

Una llamativa división protagoniza el peronismo local que competirá en dos frentes electorales: por un lado el Frente de Todos que lleva a Gustavo González, intendente de Puerto Deseado que cuenta con el aval de los intendentes kirchneristas y por el otro, el partido SER, de Claudio Vidal, el secretario general del gremio petrolero y exsocio político de Alicia Kirchner, que sumó a su espacio al exgobernador Sergio Acevedo.

Desde el espacio de Vidal lanzan moderadas críticas a la gestión de la gobernadora Alicia Kirchner quien se mantiene al margen de la campaña al igual que los referentes de La Cámpora. En la oposición política aseguran que la división es parte de una trampa electoral del kirchnerismo para diezmar los votos opositores y ganar una banca que se aliará al bloque de Máximo Kirchner.

La oposición aglomerada en Cambia Santa Cruz aspira a repetir el triunfo de 2017, cuando obtuvo dos de las tres bancas en juego, hasta que el diputado Antonio Carambia desertó del espacio, se acercó al kirchnerismo y terminó con el petrolero Vidal. En este frente electoral se dirimirán precandidatos para las elecciones generales y compiten por el espacio seis precandidatos, entre ellos dos mujeres son las más expectantes: la actual diputada nacional Roxana Reyes (UCR) y la exdiputada provincial Gabriela Mestelan (Encuentro Ciudadano).

Chubut: pujas en todas las fuerzas políticas

Dos listas del Frente de Todos, tres de Cambiemos y una que responde al gobernador Mariano Arcioni se disputarán el voto en Chubut, que renovará tres bancas en el Senado y dos en la Cámara de Diputados.

El PJ lleva una nómina encabezada por Carlos Linares, exintendente de Comodoro e incondicional del kirchnerismo. Detrás se ubica Florencia Papaiani, excandidata a intendente de Trelew. Pone en juego las bancas de Alfredo Luenzo -ingresó al Senado de la mano de la boleta corta de Mario Das Neves y luego pasó al kirchnerismo-, Mario Pais y Nancy González. El Frente de Mujeres Justicialistas compite con Lorena Elisaincin y Daniela Andrade, al frente de las listas.

La pulseada en Cambiemos enfrenta a Pro, con Ignacio Torres al frente, y la UCR, con Sergio Ongarato, intendente de Esquel. El gobernador Arcioni, alineado con Sergio Massa, lleva un armado propio, con sus dos principales ministros: Federico Massoni, postulado al Senado, y Fabián Puratich, a Diputados.

La Pampa: pocos riesgos para perder la hegemonía

Con el peronismo bien posicionado para ratificar una hegemonía política de casi 40 años, la atención de las primarias en La Pampa pasa por la definición de la interna en Juntos por el Cambio.

Producto de la fuerte dispersión entre las diferentes corrientes del radicalismo, cinco listas competirán en las PASO por quedarse con las candidaturas de la elección de noviembre, en la que se elegirán tres diputados e igual cantidad de senadores nacionales.

La disputa se centra en las listas encabezadas por la alianza entre el radical Daniel Kroneberger (Senado) y el macrista Martín Maquieyra (Diputados) y las boletas de extracción radical, lideradas por Hipólito Altolaguirre (Senado) y Hugo Pérez (Diputados).

El Frente de Todos va a las primarias con una sola lista encabezada por Varinia Marín, en la categoría de diputados, y por el ministro provincial Daniel Bensusán, para el Senado, que irá acompañado por María Luz Alonso, joven de La Cámpora y actual secretaria Administrativa de Cristina Kirchner en la Cámara alta.

San Luis: um territorio adverso al kirchnerismo

Una fuerte expectativa rodea la elección de tres diputados nacionales en San Luis, una de las pocas provincias en la que en 2019 no pudo vencer el binomio Alberto Fernández-Cristina Kirchner. El modelo Rodríguez Saá, que apoya al gobernador, está expresado por la lista Fuerza San Luis, que reúne a sus más estrechos funcionarios: María José Zanglá, presidenta del Comité de Crisis creado durante la pandemia; el vicegobernador Eduardo Mones Ruiz y la jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur.

Las PASO son obligatorias en San Luis para la votación nacional, pero optativas para los cargos provinciales. La única interna a nivel nacional se dará en la UCR-Juntos por el Cambio: el diputado radical José Luis Riccardo buscará consolidar su figura para pelear en noviembre por su reelección. Competirá en las PASO con Hugo “Pipo” Rossi.

La oposición jugará otra carta con el senador Claudio Poggi, quien intentará llegar a la Cámara baja, pese a tener mandato en el Senado hasta 2023. Gane o pierda permanecerá en el Congreso.

El actual senador y ex gobernador Claudio Poggi dará pelea a los Rodríguez Saá en San Luis para llegar a la Cámara de Diputados
El actual senador y ex gobernador Claudio Poggi dará pelea a los Rodríguez Saá en San Luis para llegar a la Cámara de DiputadosArchivo

Jujuy: un test para evaluar el legado de Morales

A pocos días de las elecciones primarias, tres alianzas oficializaron sus precandidatos a diputados nacionales: el Frente de Todos, el Frente Cambia Jujuy, liderado por el gobernador Gerardo Morales, y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad (FIT-U). Son tres las bancas que Jujuy renovará, dos de ellas hoy están alineadas al oficialismo local.

La lista del Frente de Todos es encabezada por la diputada provincial Leila Chaher, referente de La Cámpora, seguida por Rodolfo Tecchi Mirna Abregú. En tanto, el Frente Cambia Jujuy propone a los ministros provinciales Gustavo Bouhid (Salud) y Natalia Sarapura (Desarrollo Humano), junto al diputado Gaspar Santillán. Por su parte, el FIT-U contará con su propia interna.

Mientras que los candidatos del oficialismo impulsan la consigna de llevar el proyecto del gobernador radical Morales de la provincia al país, desde el peronismo se plantea la “unidad” como eje central para recobrar espacios.

Río Negro: el oficialismo busca afianzar su poder local

Cuatro alianzas y dos partidos competirán en Río Negro para renovar dos bancas en Diputados. Juntos por el Cambio y el Frente de Izquierda irán a internas, mientras que el Frente de Todos y el oficialista Juntos Somos Río Negro presentan listas únicas.

El oficialismo impulsa al exministro de Economía Agustín Domingo y la actual secretaria de Políticas Públicas de Salud provincial, Mercedes Ibero, cara visible de la situación sanitaria en la pandemia. La exconcejal de Bariloche Ana Marks y el legislador provincial José Luis Berros encabezan la lista del Frente de Todos.

El precandidato de Juntos por el Cambio, el exintendente de Cipolletti Aníbal Tortoriello (Pro), está acompañado por la docente Adriana Fenouil (CC-ARI), de General Roca. Encabezan las otras listas el exvicegobernador Mario De Rege y el radical Germán Jalabert. Si bien Juntos Somos Río Negro es hoy la alianza con mayor poder territorial, se estima que un 25% del electorado todavía no tiene definido su voto.

Chaco: la definición de liderazgos y lealtades

Además de los cuatro candidatos a diputados nacionales, Chaco definirá también postulaciones legislativas locales. El Frente de Todos, que responde al gobernador Jorge Capitanich, irá a internas, pero todo indica que se impondrá Juan Manuel Pedrini.

En la alianza opositora, Chaco Cambia, habrá una interna fuerte entre los radicales Juan Carlos Polini y Roy Nikisch. Allí anida una disputa local sobre liderazgos y lealtades de cara al futuro, donde tallan el exgobernador Angel Rozas y la exintendenta de Resistencia Aída Ayala. La discusión de este frente la completará el espacio encabezado por Iván Gyoker, perteneciente a Republicanos Unidos.

También compiten el frente Vamos con vos, de Florencio Randazzo, y varios partidos, con candidaturas que se destacan como las del ex vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivanoff, quien estuvo a cargo de la provincia entre 2013 y 2015, cuando Capitanich fue jefe de gabinete de Cristina Kirchner.

Formosa. Insfrán y el peso de la cuarentena

El gobernador Gildo Insfrán enfrentará en las PASO el mal humor de la población, tras la larga y durísima cuarentena, que derivó en innumerables excesos. Se renuevan dos bancas en la Cámara baja.

El candidato principal del caudillo peronista es Ramiro Fernández Patri, quien va por la reelección en la lista del Frente de Todos. Había sido también el elegido de Insfrán para destronar en 2019 al intendente de la capital formoseña, Jorge Jofré. Estuvo cerca, pero no le alcanzó.

Como referentes del descontento emergieron dos figuras: el exjuez federal subrogante Fernando Carabajal (Juntos por el Cambio) y Gabriela Neme, abogada y concejal del peronismo disidente.

Carabajal desafío el poder del gobernador, al habilitar la entrada de varados mediante hábeas corpus. Sus detractores lo acusan de utilizar sus fallos judiciales para lanzarse a la política. Neme también presentó recursos para favorecer a los varados y cambiar las condiciones de los polémicos centros de aislamiento.

Como en cada elección, el caudillo peronista cuenta con todo el aparato estatal a su favor. Aunque una incógnita es el cierre de la frontera con Paraguay, desde donde solían cruzar cientos de ciudadanos con DNI argentino para a votar en Formosa.

Misiones. La Renovación se despega del kirchnerismo

El Frente Renovador de la Concordia, que creó el exgobernador Carlos Rovira y manda en Misiones desde hace 15 años, va a las primarias tomando cada vez más distancia del kirchnerismo. “Misiones es anti grieta”, repitió Rovira en una presentación que hizo para bajar línea a la tropa.

La provincia renueva tres diputados nacionales, dos de la renovación y uno de la UCR. El gobernador Oscar Herrera Ahuad, una vez más, se puso la campaña al hombro.

Segundo en los sondeos aparece Cambiemos que lleva cinco candidatos. El radical Martin Arjol medirá fuerzas con el “díscolo” Gustavo Gonzalez. Pero también está por Pro Martin Goerling, extitular de la EBY, y Walter Kunz, quien piensa disputarle los votos.

En el kirchnerismo, Javier Gortari competirá con Isaac Lenguaza, una figura del PAYS, partido agrario al que le iba muy bien hasta que se asoció con La Cámpora y empezó a perder votos y dirigentes; y Martin Sereno, referente de los movimientos sociales.

Neuquén: hay 14 boletas para dirimir tres bancas

Tres bancas de diputados nacionales se definen en Neuquén, donde habrá 14 boletas en las PASO. Competirán nueve partidos y alianzas, la mayoría con lista única, salvo el Movimiento Popular Neuquino (MPN), el Frente de Todos y el Frente de Izquierda, que dirimen internas con varias listas.

Con el apoyo del gobernador Omar Gutiérrez, María Eugenia Ferraresso –actual secretaria de Cámara de la Legislatura- encabeza la lista azul del MPN. En esa interna compiten el exvicegobernador Rolando Figueroa y el exconcejal Hugo Rauque.

Las listas del Frente de Todos están encabezadas por la secretaria de Gobierno del municipio de Centenario y vicepresidenta del PJ provincial, Tanya Bertoldi; la delegada del Ministerio de Trabajo, Asunción Trabalón, y Fabián Ungar, excandidato a concejal.

El candidato de Juntos por el Cambio será el empresario radical Pablo Cervi y el exgobernador Jorge Sobisch encabeza la boleta del Partido Demócrata Cristiano.

Tierra del Fuego: una tregua para evitar la dispersión

Solo las PASO fueron capaces de lograr una tregua en el enfrentamiento entre el gobernador Gustavo Melella y los intendentes de Ushuaia Walter Vuoto, y de Río Grande, Martín Pérez, ambos de La Cámpora, por el retraso de la coparticipación que llegó hasta el Superior Tribunal de Justicia. La orden nacional fue poner paños fríos a la disputa e ir todos juntos bajo el paragua del Frente de Todos.

La fórmula la encabezará la actual diputada nacional socialista Carolina Yutrovic (PSP) y la secundará el ministro de Finanzas, Guillermo Fernández. Los sectores más ortodoxos del PJ isleño critican que a la lista le falta candidatos con más perfil peronista.

El frente Juntos por el Cambio de Tierra del Fuego competirán en las PASO con la expectativa de retener la banca que hoy ocupa Héctor Stefani (Pro), quien intentará la reelección. En sus filas se destaca Ricardo Garramuño, del Movimiento Popular Fueguino, que se incorporó como extrapartidario.

Santiago del Estero: el gobernador Zamora quiere ir por todo

Tres de sus siete bancas de diputados nacionales se renovarán en Santiago del Estero, donde en noviembre también se elegirá gobernador.

El oficialista Frente Cívico Por Santiago, que lidera Gerardo Zamora, aspira a quedarse con todos los escaños y conservar todas las bancas, como ocurre en la actualidad. Alternado en un período por su esposa, la senadora Claudia Ledesma Abdala, el radical k conserva el poder en la provincia desde 2005.

Los candidatos del zamorismo son Silvia Sayago, secundada por Bernardo Herrera y María Luis Montoto. Confían en alcanzar el 70% de los votos, como pronostican algunos sondeos.

Más atrás aparecen el joven intendente de La Banda Pablo Mirolo, delfín político del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, y fuerte opositor a Zamora. El espacio de Juntos tendrá internas entre Marcelo Lugones de la UCR, y Facundo Pérez Carletti, de Pro.

El gobernador Gerardo Zamora aspira a posicionarse en las PASO con sus candidatos para intentar lograr en noviembre una nueva reelección en Santiago del Estero
El gobernador Gerardo Zamora aspira a posicionarse en las PASO con sus candidatos para intentar lograr en noviembre una nueva reelección en Santiago del EsteroArchivo

La Rioja: el PJ quiere repetir en una tierra muy familiar

Con 294.500 electores en el padrón, en La Rioja se renuevan dos bancas de diputados nacionales y el gobernador peronista Ricardo Quintela impulsa a Gabriela Pedrali y Ricardo Herrera, con la intención de ganar ambos escaños. El mandatario también tiene en vista la elección provincial, emn la que se elegirán 18 legisladores locales.

La contienda del domingo próximo servirá para echar luz en la interna opositora. Julio Sahad, fundador y referente local de Pro, y Nadina Reynoso competirán en las primarias con Juan Amado Luciana de León.

En la oposición sospechan que en el último tramo de la campaña ´se reforzará el envío de “platita fuerte al interior”, aseguran entre indignados y resignados en sus filas, en referencia al escándalo de fines de mayo, cuando trascendieron audios del jefe de Gabinete local Juan Luna Corzo, en el que hablaba de aumentar partidas a toda la provincia y la pauta oficial a las radios del interior riojano.

San Juan. Uñac apela a candidatos de su confianza

Sobre cuatro frentes electorales conformados, solo la alianza de izquierda presentará una interna en las PASO de San Juan. El Frente de Todos postula para la reelección al diputado Walberto Allende, quien entre 2015 y 2017 acompañó al gobernador Sergio Uñac como ministro de Desarrollo Humano. Lo secundan en la lista Fabiola Aubone, actual ministra de Gobierno, y Luis Rueda, flamante presidente del Partido Bloquista.

El grueso de la oposición está dividida en dos frentes: Consenso Ischigualasto, que reúne sectores disidentes de distintos partidos, como la UCR, Pro y Bloquismo. El candidato que va al frente de la lista es Marcelo Arancibia, hombre del GEN, de Margarita Stolbizer.

Juntos por el Cambio postula a la abogada Susana Laciar, que se comprometió en campaña a no votar más impuestos. Las mediciones indican que el Frente de Todos podría alcanzar el 50% de los votos y alzarse con dos legisladores. A la tercera banca podría aspirar Laciar.

Informes de los corresponsales Germán de los Santos, Gabriela Origlia, Pablo Mannino, Fabián López, Eduardo Oscar Ledesma, Leonel A: Rodríguez, Luis Colqui, Mariela Arias, Ana Tronfi, Paz García Pastormerlo, Martín Boerr y Enrique Merenda

El peronismo correntino dice que faltó tiempo y un proyecto popular que enamore

Publicado en La Nación

Luego de la estrepitosa caída sufrida el domingo ante la alianza que lidera el gobernador radical Gustavo Valdés, los principales candidatos del Frente de Todos correntino ensayaron algunas explicaciones. Fabián Ríos, en su rol de excandidato a gobernador, asumió como propia la derrota, felicitó a los ganadores, y asimiló sin peros el mensaje de las urnas. A la hora de las razones, el más explícito fue el excandidato a vice, Martín Barrionuevo, para quien faltó tiempo, además de un proyecto que de verdad sea superador de la propuesta oficialista. El massista Germán Braillard Poccard habla incluso de un camino liberado por falta de una oposición legislativa contundente.

“El camino que transité en lo personal, lo transité desde lo más profundo de mis convicciones. Felicito a quienes ganaron. Asumo personalmente la derrota y les pido a mis compañeros que no abandonen las convicciones”, dijo Ríos en la conferencia de prensa del domingo a la noche.

“Los peronistas somos demócratas, respetamos los resultados”, agregó. Después instó a trabajar de cara a lo que viene: “Tenemos dos desafíos por delante: las PASO y las legislativas nacionales; y el resultado no va a ser el mismo”, adelantó.

Tras la derrota, que fue la más abultada en una primera vuelta desde el retorno de la democracia en Corrientes, Ríos también habló de un necesario “recambio generacional dentro del peronismo”, asunto que está en la agenda del PJ, pero que incluso estuvo en la agenda de la campaña general.

El ingeniero Fabián Roberto Ríos es un veterano dirigente peronista, exintendente de la Capital y actual gerente de la obra energética más importante que se construye hoy en el país: el brazo Añá Cuá de la represa de Yacyretá. Es uno de los que viene pidiendo y promoviendo el recambio, pero en esta ocasión, aún incluso por encima de su voluntad, tuvo que aceptar la candidatura que fue casi una imposición de la estructura partidaria para mostrar un candidato instalado en la opinión pública, coherente y leal con el proyecto. Pero no alcanzó.

Aún así, “la derrota del 2017 dolió más, porque fue sorpresiva”, le dijo a la prensa local. Se refería a la elección que perdió contra Eduardo Tassano, cuando era el municipio capitalino lo que estaba en disputa. “Esta [derrota, del domingo] se esperaba, aunque no con números tan contundentes”. Valdés consiguió, con el recuento provisorio finalizado, el 76,75 por ciento de los votos, contra el 23,25 de Ríos.

Por lo demás, dijo que “no hay mucho por analizar de los resultados electorales. La gente eligió y punto. Debemos seguir trabajando para enamorar al electorado correntino. Hay futuro acá. Hay una base para la unidad y un recambio generacional”.

Martín Barrionuevo, candidato a vicegobernador, habló de un proceso. “Sabíamos que era una elección que tenía las cartas echadas de antemano, pero no esperábamos tanta diferencia. Lo positivo es que estamos juntos para consolidar el proceso de unidad, de pluralidad, y de inclusión para los que se sienten afuera”.

A la hora de las razones, Barrionuevo le dijo a LA NACION que son múltiples: “El armado tardío por parte del PJ, la definición de un candidato sobre la fecha de cierre y una situación externa que es real: la altísima imagen positiva del gobernador, que trae aparejada varias aristas, como el poder económico, mediático, el manejo de ciertos resortes judiciales y la buena gestión de marketing que lo vinculó mejor con la gente”.

“A esto hay que sumar lo hecho por una oposición desmembrada durante los últimos 3 años y medio. Estamos en el proceso correcto, pero llegó tarde. Lo malo no es lo último, sino lo que no hicimos antes”, dijo el legislador.

En cuanto a la posibilidad de proyección del resultado provincial a las elecciones nacionales, Barrionuevo cree que puede tener un impacto en septiembre, en las Paso, pero con diferencias menores. No obstante, según dijo, “en noviembre la elección va a ser distinta”.

Barrionuevo trató asimismo de desmarcar al presidente Alberto Fernández de esta derrota. “En verdad los números de Corrientes se conocían de antemano, y nosotros hicimos una propuesta de Corrientes para los correntinos, y no al revés”.

Barrionuevo dijo además que habló con el gobernador Valdés, que lo felicitó por la gran victoria que tuvo, “pero también hablé de la gran responsabilidad que conlleva. Le dije que cuente conmigo para construir en el disenso”.

Quien también habló con LA NACION fue el concejal, electo diputado provincial y referente del massismo en Corrientes, Germán Braillard Poccard. “Logramos unidad pero sin tiempo para llegar con un mensaje claro. Nos golpeó la crisis, tardamos mucho en presentar un modelo correntino y popular, que tiene base sólida, pero que no logra imponerse en las urnas. Sumado a ello, no hubo en todo este tiempo una oposición contundente en los poderes legislativos”, enumeró el edil.

Se quejó además del sistema electoral provincial, pues según su visión, “ayuda siempre al oficialismo”. “No lo digo como excusa, pero es una realidad”. En los cuartos oscuros del domingo había 56 boletas en blanco y negro, pero solo dos opciones. El debate por el sistema electoral está instalado en Corrientes, pero los cambios no llegan.

“Hay cosas por corregir y mejorar, por eso nosotros vamos a acompañar pero a su vez seremos una oposición constructiva y férrea para dirigirles por dónde creemos que es el camino. Ahora tenemos que armarnos rápidamente para llegar lo mejor posible a noviembre”, terminó.

Arrasó Valdés e hizo historia

Ganó Gustavo Valdés y se convirtió en el segundo gobernador reelecto de Corrientes, en el marco de una victoria histórica, puesto que arrasó en todo el territorio de la provincia con un porcentaje superior al 75%. Tal diferencia, de alrededor de 50 puntos porcentuales frente al candidato peronista Fabián Ríos, que cosechó el 24%, convirtió al mandatario en el hombre más votado que registre el devenir institucional de la provincia.
Semejante nivel de acompañamiento popular consolidó el liderazgo político interno de Valdés, que ahora se proyecta al país en clave de espaldarazo para sus correligionarios radicales que se juegan y mucho en las Paso de septiembre, de cara a las Generales de noviembre.

Ganó Valdés y lo hizo en el marco de un proceso limpio, que se mantuvo ajeno al epílogo violento que tuvo, vaya paradoja, una campaña de las más tranquilas que haya registrado la provincia desde que se organizó institucionalmente hace 200 años, en 1821.

Si alguien buscó una pesca abultada revolviendo las aguas con el tiro que recibió el diputado Miguel Arias, ese alguien debería replantearse sus estrategias. El resultado electoral deja en claro que la ciudadanía supo separar un hecho de extrema gravedad, repudiable sin cortapisas y que debe investigarse hasta las últimas consecuencias, de un acto político, democrático, cuya institucionalidad goza de una consolidación que no registra antecedentes en más de un siglo.

Pero más allá de la coyuntura de la jornada de cierre de campaña, ensombrecida por los episodios de Tapebicuá, el triunfo de Valdés tiene anclajes más profundos. El enorme apoyo conseguido viene de más lejos. Algunas de las claves podrían ser las siguientes:
La alianza ECO+Vamos Corrientes, el radicalismo correntino e incluso el propio Valdés supieron transmitir un modelo creíble, inmune a los efectos desgastantes de una estadía prolongada en el poder por parte de la alianza; inmune al aburguesamiento de sus funcionarios y a la lentitud de los procesos de cambio que demanda parte de la ciudadanía.

Valdés y el gobierno que lidera supo generar anticuerpos para los ataques externos, para las crisis imponderables, pero sobre todo para la protección interna, mecanismo que funcionó incluso contra sus propios errores, muchos de los cuales se cometieron por error o descuido en el último tiempo.

La reelección de Valdés es el resultado natural de haber encarado el proceso electoral en su mejor momento personal, avalado por una aceptación popular muy alta, y también en el mejor momento de su gestión, que se valoró, en contraposición de los excesos, por un manejo exitoso de los efectos devastadores, sanitarios y económicos, de la pandemia de coronavirus.

Ganó por sus acciones, más que por sus argumentos. Y porque se convirtió en la personalización de una fe en el futuro, suficiente para el 75% de los correntinos que ayer fueron a las urnas. El hospital de campaña, el asunto inicial de los respiradores, la construcción de la nueva cárcel, la gestión tecnológica y de los parques industriales e incluso la intervención en el interior, pero sobre todo en Capital, hablan por sí solos.

La reelección de Valdés viene de lejos, desde 2019. En las elecciones de medio tiempo plebiscitó su gestión y no solo capitalizó un triunfo histórico, ya entonces con una diferencia de más de 40 puntos, sino que además sumó a su favor la atomización de la oposición que sigue sin poder encontrar el rumbo.

Desde diciembre de 2019 Valdés gobernó con mayoría calificada en ambas cámaras de la Legislatura, incluso así no pudo conseguir la aprobación de normas clave, como el voto joven o la paridad de género. Esa negativa parlamentaria, que cualquiera pudo haber leído como debilidad, fue otra fortaleza, porque, por un lado, no forzó cambios abruptos para los que muchos no están aún preparados y, por el otro, se mostró como un gobernador republicano, respetuoso de la división de poderes y mesurado a la hora de hacer uso de esas mayorías legislativas.

Hábil negociador, Valdés superó a su mentor, Ricardo Colombi, con un trato sustentado en el diálogo y la cooperación, luego de haber construido para adentro un liderazgo fuerte, pero un liderazgo horizontal para afuera, lo que se materializó en el armado político aliancístico más nutrido desde que este modelo empezó a funcionar en el año 2001.

No las tuvo siempre fácil. Debió lidiar muchas veces con la interna radical (que es la interna más seria que enfrenta), pero antes que quebrar logró encapsular a los díscolos, muchos de los cuales, criados en las lógicas del colombismo, tuvieron que avenirse a las nuevas formas del ejercicio del poder.
Además, sin olvidar nunca aquel postulado de la “continuidad con cambios”, pudo sortear las críticas que reciben algunos miembros de su gabinete heredado, pero además, para afuera, construyó una relación personal e institucional seria con el presidente Alberto Fernández. Esto le permitió una convivencia que hace tiempo no se veía entre ambos estamentos del Estado (en tanto opositores), con los beneficios que eso acerca en planos de la administración y gestión. Y también en el plano político. Valdés nunca descuidó este plano y más allá de Fernández, se convirtió también en una referencia del Consejo Regional del Norte Grande, que es la llave diplomática para futuras realizaciones.

Valdés ganó la escena pública, mediática e incluso supo colonizar el nuevo territorio digital. Es uno de los que mejor entiende esa nueva lógica de comunicación y eso también fue un factor coadyuvante de la victoria de ayer. Consiguió su reelección y, en su condición de gran elector provincial, ayudó también a la reelección de Eduardo Tassano, quien en ese mismo acto quebró un maleficio histórico que impedía repetir a todos los intendentes capitalinos que lo intentaron.

El PJ aceptó la realidad, prometiendo no dejar las convicciones. Resta ahora saber si este mismo Frente de Todos que se reunificó atado al recurso del autoindulto, frizando sus errores y peleas internas, pasadas y presentes, podrá reponerse para los compromisos que vienen: las elecciones nacionales que, en perspectiva histórica, siempre les fueron más favorables.

Dados los resultados de 2019 y los de ayer, el caudal electoral de la oposición es un cimiento todavía lejano y movedizo.
El replanteo tal vez incluya un plan que supere la mera crítica, o el vacío pedido de oportunidades por el solo hecho de que el otro ya tuvo suficiente tiempo.

Tal vez el replanteo modifique el estado de resignación con el que el PJ fue a esta campaña, dejando al Gobierno más que una zona liberada para que consiga lo que logró ayer: la diferencia más abultada en una primera vuelta que recuerde la historia.

Quedan muchas dudas: varias cuestiones que la oposición provincial deberá resolver en nombre de la política, de la república y del libre juego de la democracia, si es que de verdad quiere ser una opción real de poder y no un mero relator enojado. Porque, aun siendo verdad que los otros hacen las cosas mal, eso solo no habilita a pensar que los propios lo hagan bien. Hay un mensaje a escuchar, salido ayer de las urnas.

En un clima enrarecido, Corrientes elige gobernador y Valdés busca su reelección

Publicado en La Nación

La de hoy en Corrientes será una elección crucial. No solo porque se elige gobernador, sino también porque se pondrá a prueba el efecto político del disparo que el jueves por la noche hirió al diputado peronista Miguel Airas, en un acto proselitista de cierre en Tapebicuá, cerca de Paso de los Libres.

Ese ataque corrompió la tranquilidad -incluso verbal- en la que se desarrolló toda la campaña. Sus consecuencias, si es que tiene alguna, se conocerán con el escrutinio.

Pero la elección en Corrientes tendrá además otro condimento que la hace gravitar a nivel nacional: la proyección positiva que un triunfo del gobernador Gustavo Valdés podría tener sobre Juntos por el Cambio de cara a las elecciones primarias del 12 de septiembre.

El gobernador de Corrientes, de conseguir su reelección, podría dar un espaldarazo al radicalismo nacional, y al bonaerense en particular y, por extensión, subir el autoestima del frente opositor de cara a las elecciones de septiembre y noviembre.

Varios referentes políticos del radicalismo aseguraron su presencia en Corrientes para hoy a la noche, para ser parte de la foto del triunfo. El primero en confirmar fue el primer candidato a diputado del radicalismo bonaerense, Facundo Manes.

El gobernador, mientras tanto, se llamó a silencio. La última vez que habló Valdés fue el viernes por la mañana para solidarizarse con el Frente de Todos por el ataque sufrido por el diputado Arias. Ahora espera con la boca cerrada porque sabe que es su mejor estrategia: tratar de no agregar ningún grano de arena a la polvareda que levantó el episodio de Tapebicuá. Si bien hay líneas investigativas que se alejan de lo que el Frente de Todos llamó “violencia política” o “atentado político”, por el momento nada es concluyente.

Los candidatos y referentes del peronismo local, en tanto, pasaron las últimas horas transitando el andarivel de la crítica y anclados a un clima enrarecido que fue bajando su intensidad conforme fue quedando en evidencia que una cosa es el ataque al legislador y otra es el provecho electoral de esa situación.

No obstante hay una cuestión objetiva: que el tiro del jueves hizo añicos la civilidad que hace mucho no se veía en las campañas electorales correntinas. Por eso mismo, no son pocos los voceros que dicen que el objetivo se cumplió: empañar un proceso ejemplar para desteñir también la contundente ventaja que Valdés le podría sacar a su competidor.

La oferta electoral

Pasadas las horas, los efectos grandilocuentes del ataque empezaron a ceder, los operativos electorales se aceleraron y la tranquilidad volvió al primer plano, más allá del estado de conmoción que aún se percibe dada la gravedad del suceso.

La llegada del diputado Miguel Arias al hospital escuela General San Martín, de mayor complejidad de la provincia.
La llegada del diputado Miguel Arias al hospital escuela General San Martín, de mayor complejidad de la provincia.telam

En este inesperado contexto, Corrientes enfrentará entonces su elección a gobernador en medio de la pandemia. Hay más de 868.000 correntinos habilitados para elegir gobernador, vice, cinco senadores y 15 diputados provinciales, intendentes y concejales en 57 municipios. Es una competencia polarizada entre la alianza gobernante ECO+Vamos Corrientes) que postula a Valdés, y al senador nacional Pedro Braillard Poccard; y la alianza Frente de Todos que lleva como candidato principal al actual gerente de la Represa Aña Cuá, el ingeniero Fabián Ríos, ex intendente de la capital, y al senador provincial Martín Barrionuevo.

La mayor expectativa de la elección está depositada en la capital, donde el actual intendente, el radical Eduardo Tassano, buscará retener la comuna, evento que no tiene antecedentes históricos. Enfrente está el actual vicegobernador Gustavo Canteros, que produjo uno de los hechos políticos más trascendentes de Corrientes en los últimos años al saltar de la alianza ECO al PJ opositor.

Corrientes elige gobernador este año porque es una de las dos provincias que tiene desfasado su calendario electoral, producto de sucesivas intervenciones federales. La otra es Santiago del Estero, que elegirá gobernador en noviembre, junto a las elecciones nacionales.

Ataque al diputado: el gobernador ratificó las elecciones a pesar de la conmoción

Publicado en La Nación

Pese al estado de conmoción en el que se encuentra la provincia por el ataque sufrido por el diputado peronista Miguel Arias el jueves en Tapebicuá, el Gobierno de Corrientes garantizó la seguridad y la realización de los comicios previstos para este domingo 29 de agosto.

“Queremos que se investigue y se conozca en profundidad lo que ocurrió”, por lo que “he dado la orden de que todos los medios del Estado provincial se pongan a disposición”, dijo a media mañana el gobernador Gustavo Valdés, quien de ese modo respondió casi de inmediato al planteo efectuado minutos antes por el Frente de Todos.

“Somos solidarios con el Frente de Todos y con el Partido Justicialista”, ya que “este tipo de casos son los que nunca más tienen que volver a ocurrir en la Argentina”, remarcó.

Valdés aclaró que a las fuerzas provinciales se sumó un escuadrón de la División de Delitos Complejos para trabajar en consonancia con la Policía Federal que apostó el Gobierno de la Nación.

Para finalizar, y después de ratificar su “repudio” a este hecho que violó la tranquilidad en la que se desarrolló la campaña electoral, dijo que la seguridad en general y en particular la de los comicios de este domingo 29 de agosto “está perfectamente garantizada”.

Antes de conocerse esas palabras del Gobernador, los principales candidatos del Frente de Todos de la provincia de Corrientes brindaron una conferencia de prensa para condenar el atentado sufrido por el diputado Arias y pedir a los tres poderes del Estado provincial el inmediato esclarecimiento del hecho sucedido en Tapebicuá, localidad de un millar de habitantes ubicado a 50 kilómetros de Paso de los Libres.

El candidato a gobernador por el frente justicialista, Fabián Ríos, encabezó la conferencia de prensa a la que asistieron además legisladores nacionales, provinciales, intendentes, funcionarios y dirigentes de distintas fuerzas aliadas, para pedir “el inmediato esclarecimiento de estos hechos que dañan la democracia en nuestra provincia”.

La dirigencia del Frente Corrientes de Todos pidió celeridad y rigor en la investigación de los hechos. “Estamos muy dolidos por lo ocurrido a un amigo, además de la cuestión institucional. Sabemos que Tapebicuá es un pueblo muy pequeño y creemos que se puede esclarecer un hecho de estas características de manera rápida y encontrar al o los responsables”, dijo Fabián Ríos.

Por su parte, el diputado nacional y candidato a senador provincial en primer término, José “Pitin” Aragón, reclamó “seguridad para todos los correntinos y correntinas que debemos ir a votar este domingo”.

La ministra Sabina Frederic en Corrientes
La ministra Sabina Frederic en CorrientesCaptura de TV

“No podemos perder de vista que Arias fue atacado en un marco político; en un cierre de campaña; en un acto proselitista y a sólo 72 horas de las elecciones de este domingo”, remarcaron los oradores.

Por su parte, la senadora nacional Ana Almirón planteó que “ningún miembro de la oposición de Corrientes hoy está tranquilo. No estamos en condiciones de llevar adelante las elecciones en la provincia”, dijo, apreciación que fue rápidamente desmentida por el oficialismo gobernante e incluso por la ministra Frederic, que en conferencia de prensa, por la tarde, aseguró no sólo la realización de las elecciones sino además manifestó su compromiso de enviar efectivos de Gendarmería para reforzar los operativos.

El ministro de Seguridad provincial, Juan José López Desimoni, aseguró asimismo que la Policía de Corrientes en pleno custodiará el proceso. En contacto con La Nación, informó que 8.500 efectivos estarán afectados al operativo electoral.

También dijo que más allá de la conmoción que genera un hecho de violencia de la naturaleza vivida por el diputado Arias, la tranquilidad reina en todo el territorio provincial.

En la misma línea se manifestó el fiscal general del Poder Judicial, César Sotelo. En contacto con la prensa local dijo que “esto no es violencia política porque durante toda la campaña no hubo una sola agresión, no hubo violencia física o verbal. Además el diputado Arias es un hombre de bajo perfil, muy apreciado por sus pares y por sus no pares. Por eso es insólito” lo sucedido.

Para el justicialismo, no obstante, “esto necesita de un esclarecimiento urgente”. Están convencidos de que fue un atentado político. “Un atentado a la democracia”. Fuentes judiciales a cargo de la investigación dicen que no hay pruebas consistentes aún para sacar conclusiones.

El gobernador Valdés lo puso en estos términos: “No quiero hablar de hipótesis. En todo caso manejamos todas y no descartamos ninguna. Cuando tengamos alguna información precisa, la daremos a conocer a través del ministro Secretario General de la Gobernación, Carlos Vignolo”, dijo, al tiempo que informó que ya se comunicó con la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, quien durante toda la tarde estuvo en Paso de los Libres.

En tanto y por las características del ataque, se dispuso custodia para los restantes participantes del acto en que fue herido Arias, por lo menos hasta después de las elecciones. Y serán custodiados todos los candidatos que así lo requieran, informó ayer la ministra de Seguridad. También se reforzó la guardia en el Hospital Escuela de Capital, con agentes federales. Allí se encuentra internado, con pronóstico reservado, el diputado herido.

Caso Arias: Para Frederic “es un hecho de violencia política”, pero la Justicia tiene tres líneas de investigación

Publicado en La Nación

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, aseguró esta tarde que el ataque contra el diputado provincial Miguel Arias (PJ) ocurrido ayer por la noche en Tapebicuá, en el marco del cierre de campaña del Frente de Todos de esa localidad, fue “un hecho de violencia política” que se dio en el marco de la campaña electoral. No obstante, la Fiscalía a cargo de la investigación avanza en al menos tres líneas de investigación, pero ninguna termina de configurarse por falta de pruebas.

“No hay un hecho objetivo por fuera del contexto en que se produjo, y ese hecho ocurrió en un acto de campaña, con candidatos, el intendente y el diputado atacado. El contexto no debería escapar a la investigación. Es un hecho de violencia política”, remarcó la ministra Frederic en conferencia de prensa brindada en Paso de los Libres. Y si bien durante toda su alocución hizo hincapié en el “contexto político” del ataque, pidió esperar los resultados de las pericias para sacar las primeras conclusiones.

Aludió a las pericias requeridas para determinar el calibre de la bala, pues “se presume que salió de un arma calibre 22, pero no está confirmado”; la distancia y la orientación del disparo. Informes médicos preliminares darían cuenta de un trayecto frontal y a media altura del tiro. También habló de tecnología de punta para la identificación de personas a través de videos y geolocalización de aparatos celulares.

Para llevar adelante el resto de las pesquisas, la Nación puso a disposición de la provincia equipamiento y recursos humanos: efectivos de Prefectura, dos brigadas de la Policía Federal apostadas en Misiones que estaban camino a Corrientes y agentes de Gendarmería Nacional que este viernes por la noche trabajaban en la reconstrucción del hecho y en el blindaje de la pequeña localidad de Tapebicuá.

Balearon al diputado provincial de Corrientes, Miguel Arias, en Tapebicuá
Balearon al diputado provincial de Corrientes, Miguel Arias, en TapebicuáImagen de TV

Las pericias en la camisa del diputado baleado están a cargo del cuerpo científico de la justicia correntina, y se esperan prontos resultados. La investigación está a cargo del fiscal de Instrucción de Paso de los Libres, Facundo Sotelo.

La ministra de Seguridad adelantó que enviará a la provincia efectivos de Gendarmería para reforzar la seguridad y garantizar así la normalidad de las elecciones a gobernador que se realizarán este domingo.

El ministro de Seguridad de Corrientes, Juan José López Desimoni, en contacto con La Nación, dijo que los efectivos de Gendarmería se apostarán en Tapebicuá y en la zona de investigación del hecho violento, pero que la seguridad de los comicios será responsabilidad de la Policía de Corrientes, que dispondrá 8.500 efectivos para montar el operativo electoral.

Desimoni estuvo en Tapebicuá desde las 2 de la madrugada del viernes, enviado por el gobernador Gustavo Valdés inmediatamente después de ser anoticiado del hecho. “Estuve ya de madrugada en el terreno tratando de determinar los hechos y me quedaré hasta mañana, para luego poner en marcha el operativo electoral”, contó.

Consultado sobre el móvil del ataque, el ministro dijo que se manejan alternativas varias, pero que “ninguna hace presuponer por el momento un atentado político”, aunque luego prefirió que sea el fiscal y las pruebas las que hablen del asunto. Espera, sí, que en las próximas horas empiecen a conocerse los resultados de los laboratorios y las diligencias.

En horas de la mañana, el fiscal Sotelo adelantó que “la principal hipótesis es que el disparo fue realizado a corta distancia” según “permite presumir el orificio de entrada” en el cuerpo del diputado.

La salud de Arias

El diputado Arias fue trasladado este mediodía a la capital de Corrientes en un avión sanitario para ser atendido en el hospital Escuela “General San Martín”, de mayor complejidad y mejor custodia.

Ingresó a las 11,40 y el primer parte médico del hospital sostiene que “el paciente se encuentra en UTI bajo tratamiento en las primeras horas del posoperatorio”. “Su condición es estable, bajo estrecha vigilancia de sus heridas y de sus funciones vitales”. “Está lúcido y con bajo requerimiento de oxígeno suplementario preventivo. El pronóstico es reservado”.

Arias fue herido ayer de un disparo de arma de fuego tras ser atacado por una persona mientras participaba de un acto de cierre de campaña del peronismo en una localidad cercana a Paso de los Libres.

La Ministra de Seguridad de La Nación, Sabina Frederic se reunió con Juanjo López Desimoni, Ministro de Seguridad de la provincia de Corrientes.
La Ministra de Seguridad de La Nación, Sabina Frederic se reunió con Juanjo López Desimoni, Ministro de Seguridad de la provincia de Corrientes.Juanjo López Desimoni Oficial

Frederic pidió también que se permita la intervención de las fuerzas federales como parte de la investigación y anticipó que esta noche se hará una reconstrucción del hecho.

Durante el encuentro con la prensa, Frederic estuvo acompañada por el intendente de Paso de los Libres, Martín Ascúa; el secretario de Articulación Federal, Gabriel Fuks; el jefe de la Policía Federal, Juan Carlos Hernández; el superintendente de Investigaciones Federales de la PFA, Mariano José Giuffra, y el secretario de Interior de la Nación, José Lepere.

La ministra de Seguridad adelantó que se reconstruirá “el hecho en el lugar en el que se desarrolló el acto”, en el que fue baleado Arias, y confirmó que dos brigadas de la Policía Federal se desplazarán a Paso de los Libres para colaborar en la investigación con las fuerzas de seguridad locales.

Frederic aseguró además que el presidente Alberto Fernández le encomendó a su cartera que pusiera “todos los recursos disponibles para asistir y apoyar la investigación” de un “hecho inadmisible de violencia política a tres días de las elecciones”.

”Hay elementos que exigen un rápido avance”, dijo la ministra respecto a los indicios que surgen de la investigación sobre el ataque a balazos al diputado Arias. La funcionaria aclaró que aún no se puede precisar que calibre tenía la bala y con qué arma se disparó hasta que se realicen las pericias correspondientes, que también determinarán la dirección desde donde accionó el tirador.

”Se asume que la bala es un calibre 22 pero está alojada en el cuerpo de Arias y por eso no lo podemos establecer con exactitud. Lo mismo que el arma y la dirección en la que se efectuó el disparo. Tenemos que esperar que se hagan las pericias”, señaló la ministra. Consultada sobre la posibilidad de una intervención federal a Corrientes, Frederic aseguró que “el Presidente no lo entiende así” y remarcó que la intención de las autoridades “es dar una respuesta rápida para esclarecer el hecho para garantizar que este hecho no empañe el funcionamiento institucional de la provincia”, que el domingo celebrará elecciones para elegir gobernador, legisladores y autoridades municipales.

Gustavo Valdés: “Me llevo bien con el Presidente y me quiero llevar mejor”

Publicaco en La Nación

A sus 52 años, Gustavo Adolfo Valdés (UCR) podría convertirse este domingo en el segundo gobernador reelecto de Corrientes. Pero además, su objetivo es llegar arropado por un acompañamiento político amplio, a la luz de histórico si es que se confirman los datos previos, consistentes en todas las encuestas conocidas hasta el momento.

En el tramo final, Valdés trajina la provincia con pequeños actos de cierre de campaña. Ayer protagonizó el acto central de clausura en la capital provincial. “L grieta no sirve porque destruye: me llevo bien con el Presidente y me quiero llevar mejor, porque es lo que debemos hacer cuando gobernamos”, remarcó en diálogo con LA NACION.

En paralelo, su fuerza ECO+Vamos Corrientes, se preparan para un eventual festejo, que podría contar con la presencia de varias personalidades del radicalismo nacional que ya confirmaron asistencia. Uno de ellos será el precandidato a diputado nacional por la UCR en la Provincia de Buenos Aires, Facundo Manes, que intentará capitalizar la victoria

-El Presidente reconoció a los gobernadores de la oposición porque, según dijo: “No hicieron la oposición que hizo la oposición”, en relación a la pandemia.

-Es que nosotros gobernamos. Una cosa es gobernar y otra cosa es tener el rol de un legislador que está en el Congreso. Nosotros estamos para gobernar y para aportar racionalidad al sistema. Yo creo que con la grieta no se construye, se destruye. Yo soy más dialoguista. Creo que nosotros tenemos que conversar mucho más. Creo que hay un reconocimiento de eso por parte del Presidente.

-Usted gobernó estos cuatro años con dos presidentes. La relación con Mauricio Macri fue muy buena, pero no lo fue menos con Alberto Fernández. ¿Es así?

-¿Y por qué en la política hay que pelearse con el adversario? Yo creo que la política tiene que servir como un instrumento de diálogo, de acercamiento. A mí me gustaría tener una mejor relación con Alberto Fernández. Me gustaría tener una mejor relación con los gobernadores del país y seguir mejorando las relaciones.

-¿Cuánto se retrocedió en materia de pobreza por el Covid?

-Creo que retrocedimos mucho por el Covid y por la devaluación. Nadie habla del proceso de devaluación. Si vos te fijas cuánto ganaba un empleado público cuando inicié mi mandato, ganaba creo que 800 o 900 dólares, como mínimo. Hoy un empleado público gana 200 o 300 dólares de base. Entonces, la devaluación fue tremenda y la pobreza se mide en dólares, le guste o no al Gobierno

-Ya en 2019 el índice de pobreza de Corrientes fue muy desfavorable.

-Cuando nosotros vemos que se cambian los índices de distribución de recursos en la Argentina, las provincias comienzan a crecer. Cuando se centralizan los índices de distribución y la Nación se queda con la mayor cantidad de plata, las provincias comienzan a pulular su pobreza. Y esto es lo que nos ocurrió en los últimos tiempos. En el Norte de la Argentina representamos el 30% de la población pero sólo el 15% de la economía. Eso está hablando de que hay una mala distribución de los recursos. Entonces, de esto se trata un poco: si nosotros no resolvemos las economías de las provincias distribuyendo de manera distinta, nunca vamos a poder resolver el problema y el dilema que genera el Conurbano bonaerense.

-En sus discursos usted habla de que durante todo el siglo XX y los primeros años del XXI, uno de cada tres o de cada cuatro correntinos se fue o se va porque la provincia no los contiene. ¿Cree que se puede frenar esa tendencia?

-No es un problema de Corrientes. Es un problema del Norte y del Sur porque los beneficios y las oportunidades terminan estando en el país central. El Conurbano bonaerense es la búsqueda de oportunidades de los ciudadanos del interior. Si nosotros no revertimos la distribución y el desarrollo en la Argentina, no vas a poder resolver jamás el problema del Conurbano. Nunca. Entonces, eso es lo que nosotros tenemos que cambiar. Si nosotros cambiamos la visión de lo que es la macrocefalia de la Argentina y logramos el desarrollo en nuestra provincia, muchos correntinos van a volver. Creo que esa es la única forma: generar oportunidades en la provincia.

-¿Qué provincia encontró cuando asumió?

-Creo que Ricardo Colombi marcó un proceso de normalización. Había cosas pendientes, pero ya con una provincia estabilizada. Pero en los números estábamos ahí, quietos. Creo que el desafío nuestro, con los sueldos al día, estabilizados, era comenzar el despegue y eso hicimos.

-Cuando asumió usted habló de los desafíos en desarrollo, inclusión y modernización. Cuatro años después, ¿cuál es el balance?

-Es imposible soslayar la pandemia, pero sin excusas, creo que estamos en camino a eso. Yo miro el empuje que nosotros le dimos a los parques industriales y fue tremendo. Estamos generando las condiciones para el desarrollo. Avanzamos con dos empresas que también van a mejorar mucho la calidad de vida de los correntinos: Encorsa y Telco, una de generación de energía limpia y la otra que es nuestra empresa tecnológica. Estamos haciendo en este momento un nuevo ingreso a la ciudad de Corrientes. Me parece que esos son hitos, además de la construcción del puerto de Ituzaingó; y el de Lavalle. Pero también creo que es imposible que nosotros no pensemos en incluir a mucha gente que hoy está fuera del sistema y que no tiene posibilidades, porque nos toca un momento duro, un momento difícil.

-¿Para qué busca un nuevo mandato de gobierno?

-Creo que el primer tiempo fuimos más prudentes. Ahora tenemos que profundizar el estilo de gobierno y creo que hoy está claro el camino: tratar de generar valor a nuestros productos, generar empleo y darle para adelante con la industrialización; mucha educación; mucha inversión en salud. Esos serán los pilares si tenemos la oportunidad de gobernar nuevamente.

Corrientes se prepara para elegir gobernador y proyecta el liderazgo de Gustavo Valdés, que va por la reelección

Cosa de hombres

 

Más allá de lo que se dice, la política en Corrientes sigue siendo cosa de hombres. No hay declamación paritaria que valga ante la contundencia de los hechos. Y los hechos son estos: las principales fórmulas que competirán por la gobernación el próximo 29 de agosto estarán compuestas por hombres. Gustavo Valdés y Pedro Braillard Poccard por un lado, Fabián Ríos y Martín Barrionuevo por otro. Un abogado y un ingeniero a la cabeza, otro abogado y un contador como escoltas.

En la mayoría de las intendencias pasa lo mismo. La Capital es una muestra suficiente: allí el médico Eduardo Tassano irá por su reelección en el marco de un objetivo hasta ahora nunca alcanzado por nadie. Lo acompañará su colega Emilio Lanari. Se medirán contra el abogado y exdocente-sindicalista Gustavo Canteros que, de ser coequiper de Valdés, pasará a ser la principal posibilidad del PJ para rehacerse con el bastión perdido por Ríos en 2017. Al actual vicegobernador lo acompañará la médica pediatra Gladys Itati Abreo, y es tal vez la gran sorpresa del cierre de listas, un poco por la paridad sí expresada aquí, y otro poco porque este nombre no estaba en los planes iniciales, pese a la trayectoria y militancia de la mujer que ya fue funcionaria de Camau Espínola y de Fabián Ríos.

En las listas legislativas provinciales y municipales no hubo mayores novedades. La supremacía masculina no se rompe más allá de las buenas intenciones y de algunos pocos casos en que las mujeres están al frente de sus nóminas partidarias. Se trata, en general, de un acto que viola el principio de representatividad (de acuerdo con los datos demográficos vigentes), pero que reviste, al parecer, un valor inferior y que no incide en la toma de decisiones.

La paridad, por tanto, seguirá siendo tema de debate, pero en esta elección no será moneda cambio, de premio ni de castigo, por el simple hecho de que ninguno de los dos grandes protagonistas del bialiancismo correntino, que concentran 55 partidos en su interior, tuvo en cuenta ese argumento para presentarse ante un electorado que evidentemente concentra ese reclamo en ciertos sectores militantes, muy ruidosos y virtuales, pero que todavía no alcanzan a mover el amperímetro real ni a preocupar a los armadores de las estrategias electorales concretas.

En el plano de los derechos, no obstante, hay que decir que Corrientes se mantiene como la única provincia del NEA al margen de la paridad de género. Quedan pocas jurisdicciones sin obligar la igualdad en el país. Y si bien hay muchas propuestas para cambiar la legislación, siempre hay trabas que impiden su tratamiento y sanción. Y cuando no son trabas procedimentales, son las zancadillas políticas las que se llevan puesta la igualdad de género a la hora del armado y presentación de las listas.

La historia, en tanto, es lapidaria. Más que este presente. Desde la organización institucional de la provincia, ocurrida tras la sanción de la primera Constitución en 1821, solo han gobernado hombres: 51 varones en 59 mandatos, contados desde Juan José Fernández Blanco hasta Gustavo Adolfo Valdés.

Los interventores, que también fueron muchos, en su enorme mayoría fueron hombres. De hecho, la historia de Corrientes registra una sola mujer al mando: Claudia Bello, que fue interventora federal enviada por el presidente Carlos Menem y que fungió de regente desde el 14 de agosto de 1992 hasta el 3 de febrero de 1993: menos de seis meses. Una mujer en 433 años, desde 1588; una mujer en 200 años desde la Constitución de 1821, pero no elegida por la voluntad popular. Y de esto ya van a cumplirse 30 años.

El 29 de agosto, entonces, el pueblo de la provincia podrá optar entre dos modelos políticos definidos, entre dos perfiles de candidatos e incluso entre dos modos exitosos de gestionar la cosa pública, uno en la provincia y el otro en la municipalidad; entre dos fórmulas que privilegiaron el conocimiento técnico, la honestidad intelectual y la lealtad personal y política, pero no entre fórmulas paritarias. ¿Será la próxima?