Lugo destituído

Lugo destituído

Lugo lanzó un gobierno paralelo, opositor, y de resistencia a las acciones de Franco

(Martes 26 de junio de 2012). El ex presidente del Paraguay, Fernando Lugo, presidió ayer por la mañana, desde las 6 hora local, una reunión de gabinete que sirvió para sustentar, en los hechos, el lanzamiento de una especie de gobierno paralelo, opositor, que pretende erigirse en una oficina de contralor de las actuales autoridades. Conformó además, según confirmó en contacto con El Litoral, un equipo de trabajo en los planos político y jurídico para relacionarse con el mundo y trabajar en las presentaciones que crean conveniente a los fines de retrotraer la situación a la “normalidad” previa a lo que llamó “el viernes negro”.

En el mismo acto, el mandatario depuesto ratificó el llamado a una resistencia “pacífica” y convocó a todos los sectores, sobre todo a dirigentes campesinos, trabajadores y estudiantes a encarar un “proceso de reacción contra la destitución a un gobierno elegido por la voluntad popular”.

Dijo que el objetivo de lucha es en repudio al “quiebre” y por el restablecimiento del “orden democrático que respete la soberanía del pueblo y lo restituya en el cargo”.

Consultado por El Litoral acerca de si es posible su vuelta al Palacio de López aseguró que en Paraguay, como en la política, “todo es posible”, aunque no mostró con mayor firmeza una voluntad de encontrar en tiempo y forma una salida a la crisis.

Sus operadores manejan alternativas y una de ellas es que el aislamiento del país, costo que deberán pagar los paraguayos, presione de tal manera al Congreso para que pueda revisar su decisión.

Otra alternativa es el adelantamiento de las elecciones previstas para el mes de abril de 2013, que tiene limitaciones jurídicas y políticas (pues sería el reconocimiento de la subversión que el actual gobierno se niega a aceptar) y una tercera vía es la jurídica, planteando la inconstitucionalidad del juicio político en la Corte local pero también en organismos internacionales.

En ese sentido Lugo anunció que recurrirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA para reclamar la ilegitimidad del juicio político mediante el cual el Congreso lo destituyó el viernes último.

Mientras tanto, al tiempo que se preparan más reuniones de sus cuadros políticos y manifestaciones de sus militantes (método al que acudió también el Partido Liberal, ahora en el gobierno, para apoyar al nuevo presidente, Federico Franco), Lugo se puso al frente de la resistencia, aunque aclarando que no apañará “ningún acto de violencia”.

“No vamos a darle el gusto a los promotores de la muerte en el país, ni de aquellos que han promovido la violencia. Vamos a garantizar una resistencia pacifica”, puesto que “cualquier signo de violencia Fernando Lugo no va apañar”.

Por lo demás recordó que “la Constitución Nacional contempla una resistencia y nosotros agregamos que sea pacifica”.

El domingo por la noche, su ex jefe de Gabinete, Miguel Angel López, leyó ante la TV Pública el párrafo constitucional aludido llamando a una resistencia a la usurpación.

About the author: Eduardo Ledesma

Leave a Reply

Your email address will not be published.