Colombi: “El sectarismo ya no va; nuestro esquema de alianzas es un ejemplo para la Nación”

ENTREVISTA A FONDO CON RICARDO COLOMBI, EL PRIMER GOBERNADOR REELECTO DE CORRIENTES. Con Sebastián Bravo y preproducción de Moira Insaurralde, Hernán Molina, Agustin Gómez

Pautada con anterioridad, esta entrevista costó concretarse. Es parte de una serie en la que El Litoral tiene pensado abrir sus páginas a todos los protagonistas de las elecciones de este año.

En ese marco, el primer gobernador reelecto de la historia de Corrientes, Horacio Ricardo Colombi, fue quien en persona puso fecha y hora para el encuentro. Fue el jueves por la noche, en el intervalo del espectáculo que brindó en el Anfiteatro Cocomarola el tenor internacional José Carreras. “Mañana a las 9.30”, pautó.

La charla, que es la primera con un diario local luego de la victoria del domingo 15, con la que alcanzó su tercer mandato al frente del Gobierno de Corrientes, arrancó el viernes, poco después de esa hora, en la oficina principal de Casa de Gobierno.

Apenas si un saludo, diarios sobre el despojado escritorio en el que conviven una lista telefónica de las dependencias oficiales e intendencias, una lámpara, algunos papeles, una cruz, una imagen de la Virgen y una estampita de San Expedito. No hay rastros de tecnología digital en ese espacio que preside, desde lo alto, un cuadro de San Martín.
“Veo que está estudiando”, balbucea el entrevistador para romper el témpano del encuentro. “Siempre empiezo por El Litoral, ya te dije una vez”, responde el mandatario.

El Gobernador escanea los diarios, amonesta a un ministro, controla una gestión sanitaria en favor de un periodista (que se empeña en hacer saber) y luego de varios minutos se saca los lentes, deja a un costado los tres celulares que no dejan de sonar, se acomoda en la poltrona (la simbólica, la de Ferré), se sirve un mate y pide dejar las fotografías para después.
“Me quiero concentrar en las preguntas”, aclara. Sorbe el amargo en bombilla de alpaca con sus iniciales grabadas y ordena: “Bueno, empecemos”.

¿Por qué ganó la elección del 15?
Existen varios factores, desde la confianza que la sociedad ha depositado en nosotros, pasando por la experiencia de la gestión pública. Forma y modo de gobernar, de defender los intereses de la Provincia, de poner siempre en valor la idiosincrasia del hombre y de la mujer de Corrientes.
Tiene que ver con una comunidad, que más allá de las necesidades que tiene, aspira a vivir en paz, libertad, con respeto, dándole valor al trabajo, a la historia, a su forma de ser.

¿Por qué cree que perdió Camau Espínola?
Cuando se pierde una elección, uno debe analizar por qué perdió. A nosotros no nos corresponde hacer eso en este caso.

La diferencia fue mínima. ¿Qué análisis hace al respecto?
Sabíamos que iba a ser una elección complicada. En la última semana fue infernal el aparato del Estado nacional y eso hizo que (Espínola) recupere algunos puntos. Toda la logística que tuvieron: hornos eléctricos, heladeras, chapas de zinc. La presencia del Gobierno nacional, 16 gobernadores. No fue fácil enfrentar a toda esa estructura política y económica. Pero eso creo que los perjudicó, porque el correntino no quiere gente extraña en Corrientes. Quiere defender el destino de la provincia por su propio pensamiento.

¿Por qué perdieron en Capital?
Hicimos una muy buena elección. Imagínese, con todas las obras que se hicieron en Capital, perder por un punto, prácticamente es un empate técnico. La elección se dio vuelta en las zonas periféricas donde se montó toda esta estructura de la que estoy hablando.
Sin embargo la campaña de ECO estuvo centrada en los barrios…
Se votó muy bien, pero hubo varios circuitos en los que el resultado no fue favorable. Pero se votó parejo en la mayoría de las zonas de la ciudad.

¿Hubo algunos socios que cortaron boleta? ¿Se pudo haber ganado Capital?
Pudimos haber ganado en muchas ciudades, pero al no tener la boleta completa se desperdiciaron votos. Y dentro el cuarto oscuro, el ciudadano vota. Haciendo un análisis frío se puede pensar en el corte. Lo que sí, algunos partidos políticos no tuvieron el resultado electoral que tuvieron en otras elecciones.

¿Por qué perdieron en distritos clave como Goya o su ciudad, Mercedes?
Hay factores que conllevan a ese resultado negativo. Lo importante es que se analice en cada una de las ciudades y se proyecte una nueva estrategia. De hecho, nosotros ya estamos trabajando para recuperar Goya y Mercedes.

¿Usted ganó por la alianza que armó o ese mismo esquema impidió que la diferencia sea mayor?
Con los números en la mesa se pueden hacer muchas suposiciones. Lo importante es el convencimiento y las formas de llevar a cabo las alianzas. En el 2001 nosotros hicimos esto. Reeditamos en 2005 y creo que no nos hemos equivocado más allá de algunos matices, algunas desavenencias. Pero ese armado fue exitoso. En 2009 lo pudimos hacer y en 2013 otra vez.
Lo importante es que la sociedad cree en la unión de estos distintos sectores sociales y políticos. Es posible en una provincia como la que hoy tenemos. El sectarismo no va más. Creo que esto puede ser un buen ejemplo para la Nación. El modelo de Corrientes puede ser copiado por otras provincias e incluso en la Nación.

Pero el kirchnerismo habla de fracaso…
Hoy el kirchnerismo cuestiona los 12 años de gobierno, pero se olvidan que como Partido Justicialista fueron socios nuestros en 2001-2005, 2005-2009. Los vicegobernadores, las candidaturas nacionales, ¿de dónde salieron? Que no traten de tapar el sol con las manos. Ellos fueron socios nuestros. Entonces no pueden hablar de 12 años de fracaso.

Usted también fue socio del kirchnerismo, en todo caso.
Del justicialismo. Sí, fuimos socios, no hay problema, pero lo hicimos pensando en 2001, mucho antes que el 2003. Lo armamos en 2001 y ya lo pensamos en 1997. Y en muchas ciudades en el ‘83 y en otras en el ‘89, como en Mercedes. No renegamos del marco de alianzas. En muchas ciudades, la gente tiene confianza en una fórmula mixta: uno radical y otro justicialista o viceversa.
Y gracias a Dios, en Corrientes hace mucho tiempo que no hay crisis institucional, sobre todo en los gobiernos locales. Y creo que a nivel provincial hemos roto ese mecanismo de intervención cada 8 años. Logramos algunas cosas.

¿La gente cree en ese mecanismo según su experiencia o es un tema medido en encuestas?
Las dos cosas, por percepción y por la opinión de la gente.

¿Qué opinión tiene de lo que pasa en el PL, cuya vertiente cassanista es ahora su socio mayoritario?
Cuando la Justicia se entromete en la política, sabemos cómo comienza pero no cómo termina. Es un grave error judicializar la política. A nosotros nos pasó. Lo del PL es lamentable, pero bueno, se judicializó.

Pero a usted siempre le fue bien con eso, con los pedazos de los partidos que tenían los votos. Siempre trabajó con esquemas de partidos quebrados.
Bueno pero la responsabilidad es de los partidos. Nosotros también sufrimos esa crisis en 2009. Pero lo más importante es que lo superior, que es la Provincia, no sufrió crisis.

¿No es una contradicción permanente su alianza con el pasado, con sectores que incluso combatieron en el ‘99?
Vos perdés de vista la conformación de la alianza que es por poder territorial, que son los intendentes. Que se materializa a través de los partidos políticos, es cierto. Aunque nosotros priorizamos la pertenencia territorial, que son los intendentes, eso nos fortalece. Por eso de esta alianza participaron 60 intendentes, eso es lo que tenés que ver, no los nombres. (Se refería a los nombres de “Tato” Romero Feris, Pedro Braillard Poccard, Gustavo Canteros, todo junto en una misma boleta)

¿Cómo se plantea ahora el armado del nuevo Gobierno? ¿Considera que los socios ya están pagados o los incluirá en el gabinete?
No creo que “pagado” sea el término correcto, esto no es una moneda de cambio. Me conocen y saben cuál es el comportamiento que debe tener una gestión de gobierno: con aciertos y errores, una matriz que nos ha permitido tener una provincia creíble, fuerte, sana, equilibrada, con inversiones. No vamos a salirnos de esa matriz porque el Gobierno no es un botín de guerra.

RELACION CON LA OPOSICION
Tras las elecciones, el PJ le está buscando a Camau un rol de gestor. ¿No ve en ello una pretensión de administración paralela?
El 15 de septiembre habló la gente, así que a nosotros no nos preocupa eso. Además falta la elección del 27 de octubre y la de 2015. Esto no es una carrera de velocidad, sino de resistencia.

En ese marco, ¿cree que el resultado de las Paso influyó el 15?
No, porque eran elecciones diferentes. Si influyó, lo hizo negativamente.

¿Influyó el antikirchnerismo de cierto sector del electorado?
No hay que hablar de anti. Ese es un error de ustedes (los periodistas). Acá no somos anti. Eso no existe. Por el hecho de pensar diferente uno no es anti. Creo que en eso hemos evolucionado bastante los argentinos. Las Paso fueron un muestreo. Dicen que se puede ratificar ahora, no sé.

¿Y lo del 15 tampoco va a influir el 27 de octubre en Corrientes?
Lo único que te puedo decir es que la imagen de la Presidenta, que estaba en un 70 por ciento acá en Corrientes, ahora no supera el 40%. Ahora, no sé cómo será el comportamiento de la gente. Nosotros vamos a tratar de hacer una buena elección y meter la mayor cantidad de diputados nacionales posible

¿Analizan un esquema del 66%? (De lograrlo ingresarían los 3 candidatos de ECO)
No. Hay que ser consciente.

¿No está medido?
No.

RELACIÓN CON LAS COMUNAS
¿Cómo será la relación con los municipios?
Vamos a tener la misma relación.

¿Con los de PJ también?
La misma.

¿Con Fabián Ríos?
La misma tiene que ser. Nosotros no tenemos problemas.

El tampoco, según dijo la semana pasada en El Litoral, siempre que haya respeto…
Nosotros siempre nos manejamos así. El único que no quiso relacionarse con nosotros fue el Intendente de la Capital (actual). No porque nosotros no quisimos. Pregúntele a los intendentes del PJ cómo trabajamos.

¿La cosa puede cambiar ahora?
No depende de nosotros sino de quien gobierne el municipio.

¿Qué opina del proyecto de Santa Catalina?
Dijeron que era una propuesta electoral.

Cosa que fue desmentida en una entrevista en este diario…
Y bueno. Esperemos que se concrete. Bienvenido sea. Yo tengo mis dudas, pero bueno. Faltan muchas cuestiones técnicas. Creo que muchas cosas fueron sólo anuncios electorales.

¿Y de la autovía y el segundo puente, qué opina?
Y bueno. No sé con quién va a hacer el segundo puente. ¿Van a llamar a Fabián Ríos? Esas cosas caen mal entre los correntinos, eso de menoscabar a sus autoridades.

¿Seguirá reclamando por el segundo puente?
Nosotros vamos a seguir reclamando. Fíjese: ahora leo unas declaraciones de (Carlos) Rubín, ese sátrapa (sic), habla del gas. El gas es una realidad en Paso de los Libres y en Curuzú Cuatiá. En su pueblo, él negó el crédito. Dice que la Nación va a hacer el gasoducto. La Nación no tiene un mango. Le miente a la gente. El gas va a ser una realidad en Libres porque ya está. En breve se va a licitar el gas para Curuzú, la ciudad de estos diputados (alude a la esposa del diputado Rubín, Alicia Locatelli) que se negaron al crédito.

Ahora, pensando en una nueva relación desde 2014, ¿piensa en infraestructura también para Capital?
Por supuesto, lo primero es la energía. Las obras energéticas están en marcha, y eso pese a que la Nación todavía no nos autoriza a conectar al sistema integrado la estación de Colonia Brugne. Espero que ahora revierta esa postura. En energía invertimos más de 500 millones de pesos. La de Brugne ya está lista. La de Capital se encuentra en condiciones de ser habilitada a fin de año.

¿No hay diálogo con la Nación?
Espero que a partir de los resultados se modifique esa situación.

¿Lo llamó alguien?
No, nadie.

¿Los cuadros intermedios tampoco hablan?
Entre los ministros hablan.

Usted ¿hace cuánto que no habla con la Presidenta?
Tres años y medio.

Usted habla de recomponer relaciones. ¿Cómo hacer con Jorge Capitanich, gobernador del Chaco, que fue blanco de sus dardos durante la campaña?
Es que jugaron muy mal. Inclusive el día de las elecciones. Lo que hicieron a través del canal de televisión desde las 4 de la tarde bombardeando la elección a favor del candidato kirchnerista fue terrible. La vida es una rueda que gira y en ese constante girar hay momentos buenos y malos. Nunca tenemos que perder la fe y debemos saber que hay un ser superior que nos guía, que tiene presencia.
Yo recién te comenté, (“y poné esto”, exige) el caso de un periodista. La vida es una rueda que gira. No hay que ser rencoroso, no hay que vivir del odio, del pasado. Somos seres humanos. Tenemos errores y aciertos. Si yo hubiese sido rencoroso con todo lo que me pasó en la vida, con todo lo que me hicieron y me siguen haciendo, no hubiese podido gobernar esta provincia.

Capitanich es muy creyente, así que no habría problemas…
Hay muchos que van a misa y toman la ostia todos los días y se golpean el pecho, pero no son personas de bien.

LAS METAS DE LA NUEVA GESTIÓN
¿Cuál es el panorama económico para 2014, año en que ya empiezan a operar vencimientos de deuda?
Estaríamos en unos 700 millones de pesos menos en 2014, justamente por los vencimientos, así que vamos a ver si la recaudación cubre ese número.

En ese marco, ¿qué es lo más urgente de resolver?
La crisis de crecimiento, viviendas y energía. Corrientes es una de las provincias que atrajo mayores inversiones. Hace pocos días hemos logrado que esté la Coca Cola. En el interior las empresas que se radican son importantes. Siempre hay cosas por hacer, pero todo esto tiene que servir para mejorar los vínculos y roles sociales, la familia.
En el caso de la energía y la vivienda, son las deudas estructurales de su gestión.
Pero el déficit de estos temas es del país, no solo de Corrientes. La Nación tiene un déficit energético y nosotros somos parte de la Nación. Y la Nación dejó de construir viviendas populares. Nosotros no tenemos recursos para hacer viviendas.
Cuando la Nación se queda con el 78 por ciento de los recursos y las provincias con el 22%, no hay federalismo posible. No podemos hacer absolutamente nada.

¿Y qué pasa con los índices de pobreza, sanidad, de educación?
Es que si no se revierte esta relación Nación-Provincia no vamos modificar esto. Nos alarma y nos preocupan los índices, que generalmente son de Capital, porque los números no reflejan lo que pasa en el interior, ya que no miden el interior. En el conurbano bonaerense la situación es la misma, pero lógicamente Buenos Aires es Buenos Aires.
Acá un tubo de gas de 45 kilos sale 380 pesos. Para consumir 380 pesos de gas en Buenos Aires tenés que dejar la hornalla o el calefón prendido todo el año. El boleto de colectivo, ahora va a subir acá en Capital, a 3 o a tres pesos y pico, en Buenos Aires cuesta un peso. Estas son las cosas que ustedes (de nuevo los periodistas) tienen que discutir.

¿Hace alguna autocrítica puntual?
Siempre hay cosas que mejorar en todas las áreas y yo quiero mejorarlas, quiero un Estado más dinámico. Pero hace 5 años, por ejemplo, se espera un Código Procesal Penal que no sale de la Legislatura. A veces todo no es culpa del Gobierno. La Ley de Educación, la necesitamos, pero es una ley…

¿Cuál cree que será el punto alto de su nueva gestión?
La Coca Cola va estar instalada antes de 2017.

¿Hay otras obras?
Existen otras empresas que se están radicando, pero en el interior. Tienen que salir e informarse. Ustedes creen que la provincia es la Capital.

Muchos de nosotros venimos del interior y lo conocemos.
Pero tienen que salir de acá.

Usted cree que le habla a Espínola, Gobernador…
Bueno esperá, el molino arrocero más importante de Sudamérica está en Mercedes. En Goya se instaló una fábrica de hebras de tabaco. Hay un montón de pequeñas fábricas que se están instalando.

¿Y entonces?
Lo que nosotros necesitamos es mayor compromiso del sector privado. Que el empresario correntino invierta más en Corrientes. El Estado tiene un límite. ¿Por qué el deporte local tiene renombre nacional? Porque el Estado puede apoyar, pero si no puede, no hay Regatas, no hay Boca Unidos, no hay Curupay, no hay nada, porque el sector privado es reacio. Hay que romper el chanchito.

La cultura…
Fíjese el espectáculo que vimos anoche (se refiere a la presentación de José Carreras en el popular escenario del Anfiteatro Cocomarola). Poco y nada del aporte privado. Actuó porque el Estado lo permite, pero la vaca lechera tiene leche hasta cierto punto. Todos tratan de tomar de la misma teta y no se puede. Los medios de prensa quieren más plata y no se puede. No hay. El sector privado debe entender que Corrientes es una provincia para invertir. ¿Cómo no vamos a tener un frigorífico? Vamos a tener una fábrica de jugo, pero después de cuántos años. Todavía no podemos generar energía a través de biomasa, de los desechos de la madera. Está el tema del banco…

Justamente, ¿cómo se desarrollará la política salarial en el futuro?
Las paritarias que reclaman los trabajadores están, solo que después la desconocen. Y la masa salarial tiene que ver con los recursos que tenga la Provincia. A más recursos, más posibilidad de aumento. El empleado entiende que las medidas que nosotros adoptamos son previsibles. Esto es lo que hoy podemos. Si podemos, avanzamos, pero no sabemos qué va a pasar en marzo del año que viene. Sí que la inflación va carcomiendo todo.
Se enojan si queremos subir los impuestos, pero bueno, no tenemos la maquinita de imprimir dinero, ni tomamos crédito. Somos la única provincia que no se endeudó. Si se compensa lo que la Nación nos debe y nosotros debemos, tendríamos un superávit de 200 millones de pesos. Histórico.

A propósito de la historia, sabe que la está escribiendo. ¡Será tres veces gobernador!
Pero es porque la gente ha confiado. No somos ningunos genios. Sabemos nuestras limitaciones, falencias, fortalezas y debilidades. El ser común nos da la garantía de poder transitar con total libertad las calles, las rutas. Ser uno más del millón de correntinos. Poder transitar sin custodia. Yo soy un gobernante igual a ellos, de carne y hueso.

¿Cómo cree que será este tercer mandato? ¿Piensa en el bronce?
El bronce es para cuando uno se muere, para que pongan: “Era una buena persona”…

O no.
O no. Exactamente. Para que diga: “Era un hijo de p”. Pero eso cuando te morís.

About the author: Eduardo Ledesma

Leave a Reply

Your email address will not be published.